El mundo ibérico fue fruto de la confluencia de la cultura del Bronce Final (1.200-1.000 a. C. aproximadamente) y el contacto con los fenicios, pueblo comerciante y navegante procedente del Mediterráneo oriental que estableció sus colonias o factorías en la costa andaluza desde los siglos VIII al VI a. C. (caso de Sexs, Almuñécar).

Surgirán entonces  poblados fortificados u oppida de mayor tamaño y similares a ciudades, como Ilurco, Iliberri, Cerro de la Mora, Basti, Tútugi, y otros menores como Montefrío.

La presencia de los primeros íberos está atestiguada en la zona de las Peñas de los Gitanos en el oppidum de Los Guirretes o de Los Castillejos, con una cronología de los siglos V-IV a. C. a mediados del I a. C., o incluso el que podría existir en la zona del Peralejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s